Resumen del Segundo día de sesión del GTI

El segundo día de la segunda reunión del grupo de trabajo intergubernamental de composición abierta (GTI) sobre las empresas transnacionales y otras empresas comerciales (TNC-EFC) con respecto a los derechos humanosse mostró electrizante, sin embargo, colaborativo.

El aguacero de la mañana no logro amilanar los espíritus de la sociedad civil, mientras que los panelistas disparaban en el Panel II sobre obligaciones primordiales de los Estados. Después de la primera audiencia de organizaciones no gubernamentales (ONG) que no pudieron hablar el lunes, las discusiones tornaron hacia  las obligaciones del Estado con respecto a las ETN y otras empresas de negocios (OENs).

Daniel Aguirre de la Comisión Internacional de Juristas destacó los innumerables obstáculos enfrentados en términos de protección de los derechos humanos en Myanmar. Se refirió a la ley de inversión recientemente promulgada que no siguió el debido proceso, y a la laguna interna de protección de los derechos humanos.

Una mordaz y comunal bocanada de aire fue audible proviniente de las filas de atrás de la sala XX, cuando Ariel Meyerstein, del Consejo para el Comercio Internacional de Estados Unidos, afirmó que el arbitraje de diferencias inversor-estado (ISDS por sus siglas en Ingles) es una forma de protección de los derechos humanos; una declaración que más tarde fue contrarrestada por Ana María Suárez Franco.

Ana María Suárez Franco, de FIAN Internacional explicó la importancia de los Principios de Maastricht sobre las Obligaciones Extraterritoriales de los Estados en materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales para la elaboración de las obligaciones extraterritoriales (OET) de los estados en el instrumento vinculante. Ella señaló que los principios guía de las Naciones Unidas son ambiguos con respecto a las OET y que esto es un vacío importante que el instrumento vinculante debe llenar.

Juan Hernández Zubizarreta-de la Universidad del País Vasco, resaltó la necesidad de regular la localización y deslocalización de las empresas. Sostuvo que el sistema de derechos humanos debe ser utilizado para nivelar el campo de juego en términos de ventaja competitiva, de otra manera se permitirá la persistencia de violaciones de derechos humanos como por ejemplo el trabajo infantil.

Por la tarde, el Panel II continuó cubriendo terreno importante a través del tema de los enfoques prácticas y de jurisprudencia a los elementos de extraterritorialidad y  a la soberanía nacional.

David Bilchitz de la Universidad de Johannesburgo planteó la cuestión de qué sucede si en una situación de abuso corporativo de derechos humanos, un estado falla en implementar un marco legal para proteger a sus ciudadanos, y así se deja a la empresa actuar sin rendición de cuentas. Argumentó que las empresas deben tener obligaciones de derechos humanos impuestas directamente sobre ellas.

Harris Gleckmann de la Universidad de Massachusetts, consideró diferentes sistemas para los pueblos afectados (incluidos los sistemas legales nacionales y subnacionales, coadyuvantes tales como los defensores del pueblo, las responsabilidades del país de origen a través de las obligaciones extraterritoriales, y un tribunal internacional frente a los abusos de derechos humanos corporativos). Él afirmó que se trata de una ilusión que los estados pueden ejercer el control de las empresas transnacionales que, inevitablemente, los documentos y los principales activos se encuentran fuera de la jurisdicción del Estado, por lo que la noción de control total es una falacia.

Kinda Mohamedieh del Centro del Sur, profundizó en el concepto de las OET, con el argumento de que factores tales como la localización de activos ayudan a establecer un vínculo entre un estado y una entidad corporativa. Ella sostuvo que el uso de tales factores para hacer frente a la nacionalidad de un actor en virtud de un futuro instrumento vinculante, será necesario para determinar la competencia de los estados de origen para garantizar que sus empresas cumplan con las normas de derechos humanos cuando funciona en el extranjero.

Leah Margulies de Corporate Accountability, compartió puntos de vista de la creación de la Convención Marco para el Control del Tabaco, que muestra la necesidad de datos para apoyar las disposiciones del tratado que demuestren los costos de las violaciones de los derechos humanos por parte de las empresas transnacionales que nacen de los propios gobiernos. Ella se basó en el artículo 5 (3) del Marco, que explica la necesidad de evitar conflictos de intereses.

Gianni Tognoni del Tribunal Popular sostuvo que hay una concepción compartida entre los delitos  de los estados y las empresas transnacionales que cuando vinculados a la economía, no son percibidos como delitos de derecho internacional. También consideró los desafíos de los recursos de remediación, y explicó que el derecho a un salario decente está vinculado al derecho a la vida.

Afortunadamente no ha habido estados que hayan salido de la segunda GTI hasta ahora, y las diferencias se han presentado y trabajado hasta el momento. Sin embargo, la ausencia de países como Canadá, Estados Unidos de América, Australia y Nueva Zelanda, es de notar.

Planes, actividades y eventos para La segunda reunión del Grupo de Trabajo Intergubernamental sobre el Tratado, 24-28 de octubre, Ginebra

 

1. Movilización

1a. Movilización a nivel regional y nacional

¡Inspírese y comparta, las actividades de incidencia de las OSC (organizaciones de la sociedad civil) concernientes al Tratado que ya tienen lugar en África, Asia, América Latina y Europa!

1b. Movilización en Ginebra

Los miembros de la Alianza para el Tratado se preparan para una semana de movilización en Ginebra, en la cual participaran en la 2ª sesión del GTI donde también presentaran declaraciones orales. Estudios de casos, actividades paralelas, eventos paralelos y eventos de medios de comunicación están igualmente previstos.  Una actualización será compartida en septiembre.

Contribuciones escritas para la sesión del GTI: Fecha límite de recepción 1 de septiembre.

Límite de palabras para organizaciones no acreditadas por el estatuto consultativo de ECOSOC : 2.000 palabras.

Idioma: Uno de los idiomas oficiales de la ONU.

https://business-humanrights.org/sites/default/files/documents/160708_Call%20for%20inputs_Stakeholders.pdf

Acreditación: La información concerniente deberá estar disponible a principios de septiembre. Véase la nota de 2015 para las ONG:

http://www.ohchr.org/EN/HRBodies/HRC/WGTransCorp/Session1/Pages/InfoNoteNGOs.aspx

Eventos paralelos: En 2015, la fecha límite para propuestas de actividades paralelas fue de 2 semanas antes de la sesión. Este año puede ser antes, como en el caso de la fecha límite para las contribuciones escritas.

Algunas referencias de 2015:

- Lista de los eventos paralelos oficiales (Ver "Documentación / Eventos paralelos"):

http://www.ohchr.org/EN/HRBodies/HRC/WGTransCorp/Pages/Session1.aspx

- Campaña para desmantelar el poder corporativo, programa de la semana de movilización:

http://www.stopcorporateimpunity.org/movilizacion-por-un-tratado-sobre-las-transnacionales-en-las-naciones-unidas-interior-y-exterior-de-la-onu/?lang=es

http://www.stopcorporateimpunity.org/wp-content/uploads/2015/07/geneva_programES-2.pdf

 

1c. comunicaciones

Los miembros de la Alianza para el Tratado están trabajando para fortalecer y compartir los esfuerzos en materia de comunicación.

Consulte las últimas iniciativas en las secciones "Noticias" y "Eventos" del sitio de la Alianza para el Tratado, asi como en "Maneras de formar parte del movimiento” en: www.treatymovement.com

Boletín de la Alianza para el Tratado (próximamente)

Folleto de la Alianza para el Tratado (en desarrollo)

Hashtag: #Stopcorporateabuse

 

2. Participación de los Gobiernos

Seguimos trabajando por alcanzar un compromiso constructivo por el mayor número posible de  gobiernos, esto va a ser muy importante para apoyar el proceso.

El documento actualizado de “Preguntas y Respuestas” puede ayudar a la hora de responder preguntas e inquietudes de los gobiernos sobre el proceso del Tratado. (Disponible bajo petición)

Referencia del 2015: Aquí usted puede encontrar una lista de los Estados que asistieron a la primera sesión del GTI:

http://www.ohchr.org/EN/HRBodies/HRC/WGTransCorp/Pages/Session1.aspx

Reporte A/HRC/31/50 de la 1ra sesión del GTI, Sección II.b - Versión en Español:

https://documents-dds-ny.un.org/doc/UNDOC/GEN/G16/018/25/PDF/G1601825.pdf?OpenElement

 

3. Programa de trabajo de la sesión del GTI

Como se indica en el mandato del GTI, las conversaciones durante la  2ª sesión continuarán en términos de los principios, campo de aplicación y contenido del Tratado.

(Las negociaciones comenzarán durante la 3ª sesión en 2017, cuando se espera que el texto sea presentado).

Es probable que el programa de trabajo siga cubriendo temas abordados durante la 1ª sesión, a saber:

- Campo de aplicación: La cobertura del instrumento: las empresas transnacionales y otras empresas comerciales: conceptos y naturaleza jurídica en el Derecho Internacional.

- Campo de aplicación: Los derechos humanos a cubrir por el instrumento con respecto a las actividades de las empresas transnacionales y otras empresas comerciales.

- Contenido: Las obligaciones de los Estados de garantizar el respeto de los derechos humanos por parte de las empresas transnacionales y otras empresas comerciales, incluyendo las obligaciones extraterritoriales.

- Contenido: Aumento de la responsabilidad de las empresas transnacionales y otras empresas comerciales de respetar los derechos humanos, incluida la prevención, mitigación y remediación.

- Contenido: La responsabilidad legal de las empresas transnacionales y otras empresas comerciales: ¿Qué estándar para la responsabilidad legal corporativa y para qué tipo de conducta?

- Contenido: Construcción de mecanismos nacionales e internacionales de acceso a la reparación, incluidas la cooperación judicial internacional con respecto a violaciones de los derechos humanos por parte de las empresas transnacionales y otras empresas comerciales. -El Proyecto de rendición de cuentas y el remedio ACNUDH

El programa provisional debería estar disponible a principios de septiembre.

Referencia de 2015: Aquí se puede encontrar el programa de trabajo de la 1ª sesión del GTI: http://www.ohchr.org/Documents/HRBodies/HRCouncil/WGTransCorp/Session1/Agenda_SP.pdf

http://www.ohchr.org/Documents/HRBodies/HRCouncil/WGTransCorp/Session1/PoW.pdf

En 2015, la sesión fue transmitida por ONU TV. No sabemos aún si este volverá a ser el caso.

 

4. Conformación del tratado

Durante la 1ª sesión, los Estados participantes hicieron preguntas a los grupos de especialistas principalmente en los temas anteriormente mencionados. Durante la 2ª sesión, se animará cada vez más a los Estados a expresar sus puntos de vista.

Declaración politica conjunta de la Alianza para el Tratado de apoyo al proceso del Tratado (en desarrollo)

Declaración de la Alianza para el Tratado sobre la captura corporativa, mayo de 2016 (disponible en la página web de la Alianza para el Tratado:http://www.treatymovement.com/alianza-para-el-tratado/)

Declaración conjunta de la Alianza para el Tratado sobre la 1ª sesión del GTI (disponible en el sitio web: http://www.treatymovement.com/declaracion/ )

Biblioteca de recursos digitales: Colección de recursos de los miembros de la Alianza para el Tratado (en desarrollo)

 

Algunas referencias de 2016:

- Mayo de 2016, ESCR-Net y FIDH: Nota informativa sobre el tratado disponible para consultación:

https://www.escr-net.org/es/noticias/2016/diseñes-el-tratado 

 

Algunas referencias de 2015:

- Julio de 2015, 1ª sesión del GTI

o    Informe A / HRC / 31/50 de la 1ª sesión del GTI
http://ap.ohchr.org/documents/dpage_e.aspx?si=A/HRC/31/50

o    Contribuciones de los expertos legales y grupos de la sociedad civil
http://www.ohchr.org/EN/HRBodies/HRC/WGTransCorp/Session1/Pages/WrittenContributions.aspx

 

- Noviembre de 2015, boletín Centro del Sur que cubre la 1ª sesión del GTI 

http://www.southcentre.int/wp-content/uploads/2015/11/SB87-88_EN.pdf

 

¿Preguntas? Póngase en contacto con treatymovement@gmail.com

 

 

Franciscans International Oral Statement Delivered to Panel IV

[pablo.jpg]

PANEL IV - What human rights should be covered under the Instrument

Gracias señora Presidente. Hablo en nombre de las siguientes organizaciones:

· FRANCISCANS INTERNATIONAL

· SISTERS OF MERCY, MERCY INTERNATIONAL ASSOCIATION

· CENTER FOR RESEARCH ON ENVIRONMENT DEMOCRACY AND HUMAN RIGHTS OF THE DRC (CREDDHO)

· GRUFIDES - PERU

· IBASE - BRAZIL

· SINFRAJUPE - BRAZIL

· NGO MINING WORKING GROUP

Consideramos que este Tratado debe garantizar los principios de universalidad, indivisibilidad e interdependencia. La razón principal es que los impactos de las empresas en la vida de las comunidades locales vulneran derechos que están profundamente conectados, un tratado que solo cubriera los derechos básicos no aseguraría la protección integral de las víctimas. Los impactos negativos incluyen la vulneración de los derechos a acceder a la alimentación, la vivienda, el agua, la salud, pero también el derecho a la libre determinación y acceder a un adecuado nivel de vida. Así con el fin de asegurar una protección integral el Tratado debería referirse a todos los derechos humanos.

Los profundos cambios en la vida de las personas se pueden constatar por ejemplo en el caso de las empresas mineras. Los cambios no solo afectan de modo irreversible la calidad del ambiente sino también afectan profundamente los modos de vida y la cultura local. No sólo cambian la calidad y la cantidad de agua en el ecosistema, también limitan el derecho a la participación, y el derecho de las comunidades a decidir de modo libre e informado sobre su propio territorio. Y también se viola el derecho a vida cuando las fuerzas de seguridad pública usan fuerza letal para reprimir las manifestaciones pacíficas.

Los derechos humanos son entonces indivisibles, interdependientes e interrelacionados. Los derechos son inherentes a la dignidad de la persona humana abarcando las dimensiones culturales, económicas, políticas y sociales. Es por eso que todos los derechos humanos tienen el mismo status y no deben ser puestos en un orden jerárquico. Negar el acceso a un derecho es negar el acceso integral a los derechos humanos.

Por esto recomendamos encarecidamente a este grupo de trabajo asegurar que el tratado en discusión cubra todos los derechos humanos reconocidos internacionalmente, contenidos en el núcleo de todos los instrumentos vigentes así como los principios concernientes a las Convenciones ILO.

Gracias

Grupo de Trabajo intergubernamental sobre empresas y derechos humanos: día 5 | Blog de la RIDH

Texto: Rebecca Bucherer Adaptación al español: Lucía Castaño

Hoy viernes 10 de julio tendrá lugar en Ginebra la quinta y última sesión del Grupo de Trabajo intergubernamental para la elaboración de un instrumento jurídicamente vinculante en materia de empresas y derechos humanos.

A diferencia de las que han sido celebradas hasta ahora, la reunión de la mañana, en la que será preparado el reporte de la primera sesión del Grupo de Trabajo, será privada. En la tarde, de nuevo en sesión pública, se procederá a la adopción de dicho reporte.

Las deliberaciones de ayer jueves fueron productivas y dieron lugar a un debate fructífero. La sesión matutina incluyó un amplio consenso sobre la necesidad de adoptar estándares de responsabilidad legal de carácter vinculante.

Estados miembros y organizaciones no gubernamentales siguieron con interés la reunión de la tarde, en la que se abordó el tema de la creación de un mecanismo nacional e internacional para el acceso a la reparación. La discusión dejó, sin embargo, más preguntas que respuestas.

En la tarde de hoy se sabrá si el reporte preparado por el Grupo de Trabajo llena las expectativas de los Estados (y de las ONG) y si, en consecuencia, será aprobado y adoptado.

Declaración oral de la FIDH en Panel IV: ámbito de aplicación: los derechos humanos cubiertos en el tratado

| Panel IV: Scope / Human rights to be covered under the Instrument with respect to activities of TNCs and other business enterprises

Las grandes desigualdades sociales en el mundo, la debilidad de las democracias, las leyes que favorecen las multinacionales en
detrimento de la soberanía de los pueblos, las distintas manifestaciones de la violencia, de la guerra y del terrorismo que se ven favorecidos por grandes intereses económicos; son causa y reproducción de violaciones sistemáticas a los derechos civiles, políticos, culturales, económicos, así como de los derechos de los pueblos indígenas o raizales, como también de los derechos colectivos y los bienes comunes de la humanidad.

La responsabilidad social empresarial ha mostrado sus
límites, frente a Estados sometidos a intereses particulares y gobiernos corruptos que no garantizan la no repetición de las violaciones a los derechos humanos.

Por doquier encontramos en Latinoamérica, en África, el
Medio Oriente o en Asia, poderes corporativos
multinacionales o nacionales que afectan los derechos
políticos, la libertad de asociación o de reunión, que vulneran el derecho de huelga, que promueven la criminalización de la protesta social, que afectan la libertad de expresión o de información, que limiten el derecho a la participación ciudadana; que destruyen tejidos sociales o que contribuyen a vulnerar el derecho a la vida o la integridad de millares de personas o comunidades.

Al centro de la construcción de la paz y las garantías de no repetición de las violaciones, está el que actores tan poderosos, como las empresas tengan una clara regulación que les impida involucrarse en violaciones de derechos humanos.

En estos contextos, son relevantes las dificultades que
suelen encontrar las comunidades, los trabajadores y sus organizaciones sindicales, los defensores de derechos humanos y ambientales e incluso funcionarios del estado para desarrollar
su rol de defensa pacífica y de protección de derechos en el ámbito de la democracia y el estado de Derecho.

Particularmente, mujeres y niños transitan hacia situaciones
de vulnerabilidad al quedar especialmente expuestos a problemas de acceso al agua, a la tierra, la contaminación ambiental, la militarización y la represión física y jurídica que suele exacerbarse con la implementación de megaproyectos. Es
fundamental que un instrumente vinculante prevenga tales
violaciones de derechos humanos antes de que se transformen en situaciones de violaciones graves e sistemáticas.

Por tanto la FIDH insta a la elaboración de un tratado que abarque todas las obligaciones existentes de derechos humanos derivados de
tratados internacionales y regionales, así como todos los instrumentos pertinentes para defender la dignidad humana, incluida la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas. Los principios de indivisibilidad, universalidad e interdependencia de todos los derechos humanos, deben estar a
la base de este instrumento vinculante para hacer frente
a la gran variedad de violaciones que afectan diariamente a millones de víctimas en el mundo.

/Esta //declaración//fue le/|/||í|da por Luis Guillermo Pérez Casas, Representante de la FIDH en la OAS y director del |//Colectivo de Abogados "José Alvear Restrepo" (CAJAR). /

Estados tienen obligación y jurisdicción extraterritorial en respeto de DDHH | Tercer día de debates en Grupo intergubernamental sobre empresas transnacionales | Blog de la RIDH

Por: Lucía Castaño

Una frase puede resumir el arranque del tercer día de reunión del Grupo de Trabajo intergubernamental para la elaboración de un instrumento jurídicamente vinculante en materia de empresas y derechos humanos, hoy miércoles 8 de julio: los Estados deben velar por que las empresas que actúan en su territorio respeten escrupulosamente los derechos humanos y continúen haciéndolo cuando trabajen en Estados terceros, sin menoscabo de su soberanía nacional.

Así es. Panelistas, misiones diplomáticas y ONG resaltaron sin excepción, aunque con matices, que la obligación de los Estados en el sentido de velar por la promoción, respeto y garantía de los derechos humanos por parte de privados, empresas y corporaciones incluidas, está ampliamente reconocida y se extiende más allá de sus fronteras.

El consenso sobre este punto y los matices que se asomaron durante las intervenciones de los participantes marcó el primer debate de la tercera jornada del Grupo de Trabajo, cuyo tema de discusión era “Obligaciones de los Estados para garantizar el respeto de los derechos humanos por parte de las empresas transnacionales y otros negocios, incluyendo las obligaciones extraterritoriales”.

Los panelistas invitados intervinieron para precisar aspectos del tema ineludibles para la discusión sobre un futuro instrumento internacional.

El primero de ellos, Hatem Kotrame, recordó que parte de la obligación de respetar los derechos humanos consiste en no favorecer a ningún perpetrador por lo cual un Estado no debería, por ejemplo, contratar a una empresa responsable de abusos o violaciones. Otra dimensión de esa obligación es la difusión y promoción de los derechos humanos y la formación de funcionarios judiciales encargados de su protección. Kotrame, quien también es miembro del Comité de los Derechos del Niño, indicó que el instrumento en elaboración debe velar por que todas las empresas cuenten con una reglamentación que minimice las consecuencias potencialmente nefastas para la infancia, eliminar los obstáculos ligados a la territorialidad y favorecer la cooperación.

La segunda panelista, Kinda Mohamedieh, hizo énfasis en este último punto al señalar que un Estado no puede abordar aisladamente la problemática y que la acción coordinada entre los países es fundamental para lograr resultados. De igual manera, la experta resaltó que aunque a los Estados no se les puede culpar por las acciones de las empresas, sí pueden ser responsabilizados si no observan la diligencia debida para prevenir, investigar y castigar posibles violaciones de los derechos humanos cometidas por ellas. En su criterio, para que el instrumento internacional llene las lagunas del derecho internacional en la materia, debe abordar la dimensión extraterritorial del principio de diligencia debida y garantizar que las corporaciones no puedan manipular las diferentes legislaciones nacionales para evadir la justicia.

Posteriormente intervino Marcos Orellana quien señaló que el objetivo principal del tratado debe ser cerrar la brecha que se genera cuando un Estado permite la creación de una empresa bajo su jurisdicción, pero no se hace responsable por lo que haga más allá de sus fronteras. Para él es indispensable fortalecer los principios de diligencia debida y de conexión razonable entre empresas y Estado en el momento de establecer la responsabilidad jurídica. Para cumplir con sus objetivos, el instrumento debe velar también por la articulación de las obligaciones extraterritoriales de los Estados.

Richard Meeran aseguró, por su parte, que el establecimiento de la responsabilidad se complejiza en los casos en los que no son las empresas sino sus filiales en territorio extranjero las que han cometido violaciones de los derechos humanos. El instrumento en construcción podría dirigirse en ese sentido y actuar como correctivo a las deficiencias al acceso a la justicia en los Estados en los que están basadas las corporaciones. Meeran defendió también la pertinencia de invertir la carga de la prueba como mecanismo para acceder a los documentos internos que establecen los verdaderos vínculos de las empresas y sus filiales.

Los Estados que tomaron la palabra a continuación manifestaron su acuerdo con la responsabilidad estatal frente a la garantía del disfrute de los derechos humanos en el ámbito de las empresas. México, Ecuador y Gana formularon preguntas a los panelistas mientras que Rusia, China, Bolivia, Cuba y Venezuela, además de lo anterior, destacaron que en todo proceso que implique la jurisdicción extraterritorial no puede menoscabarse la soberanía nacional y debe evitarse el recurso a “medidas coercitivas unilaterales”.

La sesión continuará a las 3:00 pm, hora local de Ginebra, con una discusión sobre la mejora de la responsabilidad de las corporaciones transnacionales incluyendo la prevención, la mitigación y la reparación.

Baja participación de Estados marca el debate sobre instrumento internacional en materia de empresas y derechos humanos | Blog de la RIDH

Por: Diego de León

En la primera sesión del Grupo de Trabajo intergubernamental para la elaboración de un instrumento jurídicamente vinculante en materia de empresas y derechos humanos, sólo 45 Estados miembros de la ONU se han hecho presente en los debates. De manera preocupante destaca la ausencia de la mayoría de Estados de la Unión Europea (UE).

De los 28 países que integran la UE, sólo han participado siete: Francia, Luxemburgo, Austria, Italia, Liechtenstein, Bulgaria y Países Bajos, aunque la representación de la Unión Europea ante Naciones Unidas ha participado como una sola voz.

Además, países como Estados Unidos, Noruega, Alemania y Japón, entre otros, se han mantenido completamente al margen de las discusiones que han tenido lugar desde ayer lunes 6 de julio y que durarán hasta el viernes 10 de julio.

De manera evidente, estos Estados le han dado la espalda a este proceso que pretende discutir sobre el contenido de un documento legal que obligue a las empresas a respetar los derechos humanos y reparar a las víctimas cuando ocurran violaciones de derechos humanos causadas por las actividades de las empresas.

Los debates transcurren bajo el formato de paneles, integrados por expertos internacionales que han abordado aspectos relacionados con los alcances de un posible instrumento internacional sobre empresas y derechos humanos, así como los aspectos jurídicos que implican la creación de un marco normativo de tales características. Tras breves intervenciones de los expertos, se le otorga la palabra a Estados miembros y posteriormente a organizaciones no gubernamentales.

Tras el retraso que supuso la adopción del programa de trabajo durante el primer día de sesiones y la inclusión de un panel como punto de partida, la agenda avanza con un retraso sensible. La intervención de organizaciones no gubernamentales en los debates ha sido limitada al extremo, no así la de los Estados.

Un tema central que emerge de los debates en este segundo día es si un instrumento internacional estaría dirigido sólo a las empresas multinacionales, o bien, si su alcance debe llegar a cualquier empresa hasta el plano local, como potenciales violadores de derechos humanos.

En todo caso, un instrumento jurídicamente vinculante, según algunos expertos que han intervenido, debe reforzar la potestad de los Estados de perseguir judicialmente a empresas transnacionales por abusos cometidos en sus jurisdicciones nacionales, por ejemplo en los países donde éstas tienen su sede principal. Un instrumento como el que se pretende adelantar, debe darle poder a los Estados para poder juzgar a esas empresas, es ahí donde está el vacío legal que se busca subsanar.

Grupo de Trabajo Intergubernamental sobre Empresas Transnacionales: día 2 | Blog de la RIDH

Por: Diego de León

El primer periodo de sesiones del Grupo de trabajo intergubernamental sobre empresas transnacionales y otras empresas, encargado de elaborar un borrador de un instrumento internacional vinculante sobre empresas y derechos humanos, iniciará en breve su segundo día de reuniones.

Para hoy están convocados dos paneles de discusión. En el primero de ellos se debatirá sobre el alcance de un instrumento internacional, que incluya a las empresas transnacionales y otras empresas en la obligación de respetar los derechos humanos, así como los conceptos y la naturaleza legal acorde con el derecho internacional.

El segundo panel, agendado para la sesión de la tarde, abordará de manera específica los derechos humanos que deben ser incluidos en un instrumento internacional con respecto a las actividades de las empresas transnacionales y otras empresas.

Durante este día se esperan intervenciones de expertos, de los Estados, así como de organizaciones no gubernamentales, las cuales hasta el momento no han tenido la oportunidad de expresar sus demandas ante el Grupo de Trabajo sobre la urgente necesidad de contar con un instrumento que obligue a las empresas a respetar los derechos humanos y a resarcir a las víctimas cuando hayan ocurridos violaciones.

Ayer, la mayor parte del día transcurrió entre negociaciones y consultas informales entre misiones diplomáticas para ponerse de acuerdo respecto al programa de trabajo definitivo. La Unión Europea introdujo propuestas de modificaciones que fueron parcialmente aceptadas, con aras de alcanzar consenso e iniciar los debates.

Tras la posición manifiesta ayer por la Unión Europea de oposición al acuerdo previo sobre el programa de trabajo, existe aún incertidumbre sobre el verdadero aval del bloque de países europeos a la iniciativa impulsada por Ecuador y Sudáfrica sobre avanzar en la negociación de un instrumento vinculante sobre empresas y derechos humanos.

Quedará ver en los próximos días cuáles son los puntos de concordancia y discordancia entre los Estados para identificar con claridad la perspectiva de contar en el futuro con obligaciones internacionales obligatorias para los Estados y las empresas en el campo de los derechos humanos.

Grupo de Trabajo Intergubernamental sobre Empresas Transnacionales y otras empresas: ante falta de consenso, las negociaciones continúan | Blog de la RIDH

Texto: Rebecca Bucherer
Traducción: Carmen Lucía Castaño

Tras la rápida elección de Ecuador para ocupar la presidencia y la relatoría del Grupo de Trabajo Intergubernamental de la ONU sobre Corporaciones Transnacionales y otras Empresas (IGWG), la sesión se estancó hoy durante la primera reunión, luego que la Unión Europea formulara dos propuestas de modificación sobre el programa preliminar de trabajo. Hasta el momento no se ha llegado a un acuerdo respecto a la adopción de la agenda de trabajo, sin embargo, se están llevando a cabo consultas informales entre misiones diplomáticas con la expectativa de conciliar posiciones de varios Estados, en particular de la Unión Europea y los co auspiciadores de la creación de este grupo, Ecuador y Sudáfrica.

El Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH), Zeid Ra�ad Al-Hussein, dio apertura a la primera sesión del IGWG, con un video mensaje. El ACNUDH expresó la necesidad de afrontar los problemas de manera global y urgió a todos los participantes a contribuir para lograr una discusión fructífera. De acuerdo con Zeid, los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos no son contradictorios con un posible instrumento internacional jurídicamente vinculante, sino complementarios con el proyecto en curso.

Posteriormente, la Alta Comisionada Adjunta para los Derechos Humanos, Flavia Pansieri, dio la bienvenida a todos los participantes y explicó que el propósito de la sesión es el establecimiento de métodos para abordar y acabar la impunidad. Pansieri instó a los presentes a participar en una deliberación constructiva y a aprovechar la reunión para avanzar en el propósito común de mejorar la protección de los derechos humanos en la esfera económica.

La elección de la presidencia-relatoría del grupo representó menos esfuerzo de lo que en principio se temía. La propuesta de Guatemala, hecha en nombre del GRULAC, de elegir como presidenta a María Fernanda Espinosa, embajadora del Ecuador, no encontró resistencia y fue aceptada de forma unánime.

María Fernanda Espinosa, dirigiéndose por primera vez al IGWG, expresó su gratitud por la elección y el apoyo, y designó como foco de esta sesión la necesidad de identificar los vacíos legales para promover la esperanza, la equidad y la justicia en el campo de las empresas y los derechos humanos. El propósito, de acuerdo con Espinosa, no es impactar negativamente el sector económico sino proporcionar a las empresas una oportunidad de moldear favorablemente su imagen. Los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos deben ser considerados como un marco de referencia no contradictorio con las discusiones en curso.

Luego de que Victoria Tauli Corpuz, Relatora Especial sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, se dirigiera brevemente a la audiencia para insistir en la necesidad de continuar la discusión para acordar un instrumento internacional vinculante sobre empresas y derechos humanos, hubo que encarar la difícil tarea de adoptar la agenda y el programa de trabajo. La enmienda propuesta por la Unión Europea, concretamente expandir el alcance del mandato del Grupo de Trabajo para incluir todas las empresas y no solamente las de carácter transnacional, había provocado una división entre los Estados miembros.

Mientras Francia y Luxemburgo apoyaron abiertamente la propuesta de la Unión Europea, países como Cuba, Sudáfrica y China se opusieron enérgicamente a la sugerencia e instaron a adherir a la Resolución en los términos en que está expresada. Hasta tanto no haya un consenso más amplio, lo cual parece improbable hasta ahora, la intención de adoptar un programa de trabajo se desvanece. La pausa de diez minutos inicialmente programada duró una hora, lo cual puso de manifiesto la complejidad del asunto. El debate de la mañana cerró con este sabor amargo aunque dejó espacio para llevar a cabo discusiones informales más amplias.

Durante la pausa, las organizaciones no gubernamentales presentes en la sala manifestaron su desacuerdo con la enmienda propuesta por la Unión Europea.

�La Unión Europea mostró hoy su verdadero rostro al bloquear efectivamente las negociaciones sobre un tratado vinculante que podría haber significado el acceso a la justicia para millones de personas afectadas alrededor del mundo�, dijo Anne van Schaik, defensora/activista de Amigos de la Tierra Europa y miembro de la Alianza para el Tratado. �La próxima semana tendrán lugar en Bruselas las negociaciones del tratado de libre comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos, en donde la Unión Europea defenderá agresivamente los intereses de las corporaciones transnacionales. A la Unión Europea solo parecen importarle los derechos humanos cuando no la afectan a ella ni a sus negocios�, añadió.

Brid Brennan, del Instituto Transnacional y la Campaña Global para desmantelar el poder corporativo y detener la impunidad, declaró:

�Creemos que el Jefe de la delegación de la Unión Europea no tiene un mandato oficial para encerrar a 29 Estados sobre un tema tan importante como los derechos humanos y las corporaciones transnacionales. Como organizaciones de la sociedad civil y movimientos sociales, presentes hoy en la ONU, rechazamos el comportamiento perturbador de la Unión Europea y desafiamos a sus Estados miembros a dejar en claro su posición sobre este asunto, y no simplemente repetir su postura. El bienestar de millones de personas en todo el mundo, quienes han soportado las violaciones sistemáticas de sus derechos humanos por parte de las corporaciones, depende del trabajo que haga el IGWG para continuar cumpliendo con su mandato�.

La decepción también permeó la declaración hecha por Lola Sánchez, representante al Parlamento Europeo por el partido político español Podemos:

�La Unión Europea está trabajando más como embajador de las grandes corporaciones que como defensor del derecho internacional de los derechos humanos. Por ejemplo, con los tratados de libre comercio y los tratados de protección de la inversión que dan prioridad a los intereses económicos sobre los derechos humanos. Pero hoy estamos llenos de esperanza porque la democracia no puede ser detenida: con el referendo en Grecia la gente mostró que no quiere más austeridad ni políticas neoliberales�.

El Grupo de Trabajo se reunirá de nuevo a las 3:00 pm para tratar una vez más de llegar a un acuerdo sobre un programa de trabajo común. Las expectativas son altas y las decepciones, lamentablemente, probables.

Inicia debate en ONU para un instrumento sobre empresas y derechos humanos | Blog de la RIDH

**

Por: Camilo Méndez | RIDH**

Del 6 al 9 de julio del 2015 se reunirá en Ginebra el Grupo de trabajo intergubernamental de composición abierta sobre las empresas transnacionales y otras empresas con respecto a los derechos humanos. Este grupo de trabajo fue constituido a partir de la resolución 26/9, adoptada en la vigésimo sexta sesión del Consejo de Derechos Humanos, según la cual se busca crear un instrumento internacional jurídicamente vinculante.

Este es un esfuerzo que busca materializar más de 40 años de debate, en el seno de Naciones Unidas, sobre la responsabilidad de las empresas transnacionales en la protección de los derechos humanos y las medidas necesarias para limitar los abusos y arbitrariedades cometidos por éstas.

En 2011, el Consejo de Derechos Humanos aprobó los Principios Rectores sobre empresas y derechos humanos, elaborados por John Ruggie, que pretenden servir como marco para prevenir violaciones de derechos Humanos por parte de empresas transnacionales y otras empresas. Hay que tener claro que estos Principios Rectores no pretenden crear nuevas obligaciones de derecho internacional para los Estados, son de adhesión voluntaria y buscan �mejorar las normas y las prácticas en relación con las empresas y los derechos humanos a fin de obtener resultados tangibles para las personas y las comunidades afectadas, y contribuir así también a una globalización socialmente sostenible�.

La iniciativa de crear un grupo intergubernamental de composición abierta para discutir un instrumento jurídicamente vinculante, que fue liderada desde el inicio por Ecuador y Sudáfrica, pretende llenar un vacío respecto de tres temas: la ausencia de elementos vinculantes, la responsabilidad extraterritorial de las empresas transnacionales y, por último, la responsabilidad en la cadena de los suministros.

La voluntad del conjunto de Estados que apoyaron la creación del grupo de trabajo intergubernamental se explica por la impotencia de perseguir y juzgar a las empresas transnacionales en el momento en que cometen abusos o violaciones de derechos humanos. �stas suelen actuar a través de empresas nacionales que funcionan como subsidiarias, y por lo tanto la responsabilidad no puede ser rastreada a la empresa transnacional.

En esta primera sesión del grupo intergubernamental se discutirán asuntos procedimentales, como la elección del presidente del grupo y la definición de un programa de trabajo más concreto. Los asistentes se centrarán en discutir, entre otros aspectos, elementos ligados a la responsabilidad extraterritorial de las empresas transnacionales y la cadena de suministro, entre otros aspectos.

La RIDH ofrecerá una cobertura cotidiana durante los cinco días de sesión, con el propósito de informar a múltiples actores que no podrán estar presentes en los debates que tendrán lugar en Ginebra.

Síganos a través de este news feed: http://ridh.org/category/business-and-human-rights/feed/ o bien en la sección de �Latest news� de nuestra aplicación para dispositivos móviles �Geneva Human Rights Agenda�.

También podrán seguirnos vía twitter a través de nuestra cuenta @RIDH_INHR

Nuestras publicaciones también serán difundidas en la página web de la Alianza para el Tratado, plataforma de la cual la RIDH es parte y nos enlazaremos en todo momento al hashtag